domingo, 29 de enero de 2017

Ballerina

Antes de Ballerina



Fuera de los dos monstruos productores de animación del mundo como son Estados Unidos y Japón, es posible otro tipo digno de animación, hoy es lo que me he propuesto asegurar con esta película de producción francesa.




Después de Ballerina

video

  
Ahora voy así por mi casa, con bata y body (arreglá pero informal) por si los vecinos ponen algo de clásica a todo volumen. El choque con la silla queda super natural, hasta parece que lo he hecho sin querer.

Suelo quejarme de los tópicos en el cine, la falta de originalidad en la evolución de un guión y en lo previsible que resulte. En los dibujos animados no. No tío, esto no va así. Te digo como tienes que disfrutar esta peli, que te veo muy perdido.

- Te sientas. Siempre es mejor estar sentado o tumbado para ver una peli. A mí en el cine me gusta estar 50/50.
- Dejas que tu mente retroceda hasta cuando eras un crío. Un crío idiota que quería ser mayor para hacer todo lo que quisiera. Abofetea a ese niño y párate en esa etapa.
- Deja que las imágenes parisinas llenen tu mente. Empatiza con la bonica protagonista. Siempre has querido ponerte un tutú, reconócelo.
- Disfruta de la más que digna animación, música y bailes. vuelve a llenar tu cabeza de mensajes Disney y olvídate de tus problemas de adulto, porque durante 89 minutos estás en la etapa más feliz de tu vida. Y tú sin darte cuenta.


viernes, 27 de enero de 2017

Lion

Antes de Lion 


He aquí un cartel de los típicos que hace la industria del cine con un primer plano de un personaje en la portada, profundidad en la mirada y palabras tapándole parcialmente la cara... ¿de qué me sonará?
 Como subtítulo, o título principal del cartel y película, nos encontramos con Lion, buenas tierras para tapear, y ¿posible película a disfrutar? Pues se comprueba y listo.


Después de Lion



Me encantan los dramas que me emocionan con tanta manipuladora elegancia. Más si salen niños pequeños que emocionan y actúan mejor que los adultos ungidos, consagrados y santificados.

Nos encontramos ante dos partes dentro de una misma película, una primera en la que te muestra sin sensiblería y con sensibilidad la vida de un niño perdido y una segunda parte que se centra en lo que no fue la primera. Es una pena (o un gran logro) que la segunda mitad de la película resulte ser tan manipuladoramente conmovedora rozando lo irritante por su falta de sutileza y afición al melodrama cuando la infancia del pequeño León transcurre con una sensibilidad y ternura plausibles.

Emotiva, tramposa, emocionante, predecible... son solo adjetivos que pueden definir trozos de esta película, todo depende de en qué minuto te encuentres.




domingo, 15 de enero de 2017

Colonia

Antes de Colonia
 

Para romper con la rutina de trabajar todo el santo día, y como primer pase del año, vamos a ver Colonia, una fragancia película alemana con caras bonicas y reconocibles hasta para una servidora. La temática de ''dictadura chilena'' no es precisamente un reclamo que me atraiga, pero películas históricas que me hayan gustado, haberlas haylas. O eso cuenta la leyenda...


Después de Colonia



Madre de dios, como me distrae la puñetera Watson con su absurda belleza impoluta. La maldita está guapa hasta con un saco patatas. Y no lo digo como algo negativo, al menos ver una cosa bonita que me llama la atención y me hace más llevadero el transcurso de la película.
Como un cuadro bonito en la consulta del urólogo. Oye, pues te hace más amena el mal trago. O ya que estamos con el símil, como hablar con una persona rancia pero que huele bien. Boh.

Los dos protagonistas lo intentan fuerte pero es que no me los creo absolutamente nada. No me creo su romance, ni su rocambolesca y a la vez simplona historia.
 ¿Qué haces, azafata boba pero muy sexy coladita por ese muerto hambre?
 Daniel, para de liarla de una vez, tate quietecito.
Película, pero ¿en qué estás evolucionando?

Y así mil preguntas. Y ninguna relacionada con algún suceso coherente de la película.
Pero no obstante, tiene un fin último muy apreciable y es el de evadirte de las cosas cotidianas de tu vida. O lo que es lo mismo, entretiene.